Los fitocannabionides (es decir las moléculas de cannabinoides naturalmente contenidas en algunas plantas) pueden ser utilizadas por su acción reequilibradora de algunas esenciales funciones fisiológicas.

Nuestro Sistema Nervioso funciona a través de complejas comunicaciones bioquímicas que ocurren entre los varios tipos de receptores y diferentes sustancias químicas producidas internamente (llamados neurotransmisores, en nuestro ejemplo serían las señales de audios o videos de diferentes frecuencias captadas por la antenas parabólicas).

En muchas patologías los neurotransmisores funcionan mal o son producido en cantidad no optímales y es en este caso que el CBD puede ayudar reequilibrando la funcionalidad de la comunicación entra los receptores del sistema nervioso y los relativos trasmisores, es decir que va a apoyar el sistema endocannabinoide con efectos beneficiosos para todo el cuerpo humano.

El CBD actúa principalmente como:

  • Antinflamatorio además es eficaz para tratar enfermedades autoinmunes.
  • Anti – nausea (utilizado para frenar los efectos colaterales de la quimioterapia).
  • Analgésico.
  • Anticonvulsivante (disminuye la epilepsia)
  • Reduce los síntomas de ansiedad (actúa como ansiolítico)
  • Antipsicótico (reduce los síntomas alucinatorios de la esquizofrenia)
  • Reduce los daños causados por la diabetes y su repercusión.
  • Neuro-protector.

Además suscitan mucho interés las capacidades antitumorales de esta importante molécula, cuyos estudios están todavía a un estadio preclínico.

Estos estudios han empezado a ver que las moléculas de CBD atacan las células cancerígenas (y solo aquellas) atacándolas en varios niveles: impiden la creación de nuevos vasos sanguíneos en el tumor (función anti – angiogénica), impiden la creación y la migración de nuevas células (función anti – miogénica, anti – proliferativa y anti – metastásica) y fomentan la apoptosis, es decir sembrarían introducir en la moléculas cancerígenas la muerte, o sea algo tipo un ‘’suicidio pre – programado’’ por la acción del CBD.

CBD, SALUD Y BIENESTAR

La acción del CBD o Cannabidiol puede equilibrar o suportar de modo eficaz la acción del sistema endocannabinoide en numerosos sectores de la salud y del bienestar humano:

  • Acné
  • SIDA
  • Alcohol (abuso y dependencia)
  • Analgésicos / narcóticos (abuso y dependencia)
  • Anemia de células falciformes
  • Anorexia
  • Animales domésticos
  • Ansiedad, ansiedad social y trastornos del sueño
  • Arteriosclerosis
  • Artritis
  • Asma
  • Autismo
  • Cáncer
  • Cáncer de mama
  • Cefalea y migraña
  • Celiaquía
  • Colitis, enfermedad de Crohn e inflamación intestinal
  • Condiciones neurodegenerativas
  • Depresión
  • Dermatología
  • Diabetes
  • Trastornos alimenticios
  • Trastornos de estrés postraumático
  • Dolor y dolor crónico
  • Dravet (síndrome o epilepsia mioclónica grave juvenil)
  • Endometriosis
  • Hepatitis
  • Epilepsia
  • Fibromialgia
  • Glaucoma
  • Embarazo
  • Ictus
  • Inflamaciones
  • Hiperactividad y trastornos de la atención (ADHD)
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Enfermedad de Huntington
  • Enfermedad de Parkinson
  • Náusea
  • Nicotina (abuso y dependencia)
  • Osteoporosis
  • Patologías cardiovasculares
  • Patologías del hígado
  • Patologías endocrinas
  • Presión arterial alta
  • Psoriasis
  • Esquizofrenia y psicosis
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad de Tourette
  • Estrés oxidativo
  • ELA (esclerosis lateral amiotrófica)
  • Estrés