Tu Fuente de CBD en España
Todo sobre el Aceite de CBD

El Aceite de CDB es una forma muy eficaz de administrar la dosis diaria de cannabidiol. 

El CannaBiDiol (CBD) es uno entre más de 100 elementos que componen el Cannabis Sativa L., una planta que el hombre cultiva desde hace más de 3000 años por sus cualidades organolépticas y medicamentosas.

El cannabidiol forma parte de los cannabinoides, de las moléculas presentes naturalmente en el cáñamo industrial y en el cannabis, elementos capaces de interactuar de distintas formas con el sistema nervioso humano y con nuestro sistema cannabinoide interior (sistema endocannabinoide).

A este respecto lee támbien el articulo Qué es el CBD

Tipologías de Aceites

El término ‘’aceite de CBD’’ (llamado también aceite con CBD, aceite de cannabis o también CBD oil) se refiere normalmente a un producto con base aceitosa que contiene extracto de inflorescencias (flores), y eventualmente también hojas, de la planta Cannabis Sativa L, con unos porcentajes muy variables de cannabidiol (desde un 3% hasta llegar a un 24%).

Desde las plantas se obtiene un extracto muy concentrado de principios activos que después viene diluido con aceite de cáñamo o aceite de oliva para obtener unos productos de cañamo ricos en cbd con % variables dependiendo de la finalidad y del utilizo.

Las plantas de las que se obtienen los extractos forman todas parte de la familia del Cannabis (tipologías Sativa, Índica y Ruderalis) que en el lenguaje coloquial vienen agrupadas todas en la categoría marijuana.

Este superficial encasillamiento hace pensar al utilizo recreativo y lúdico, es decir la búsqueda exclusivamente de efectos psíquicos de perdida del control, euforia y aturdimiento que las plantas con altos niveles de THC provocan (el así llamado ‘’colocón’’). Por esta razón es útil distinguir las plantas de cáñamo industrial (plantas que están cultivadas por su alta productividad de varios materiales: celulosa, fibra, floculados, semillas, extractos que contienen naturalmente altos % de CBD y bajos de THC) de las plantas de marijuana (plantas que naturalmente contienen en cambio altos % de THC y bajos de CBD).

El aceite de CBD se obtiene de las plantas de cáñamo industrial, que por ley no pueden contener más del 0,2% de sustancias psicoactivas (molécula del THC) en los productos terminados (lee también el articulo: A QUÉ SIRVE EL CBD).

Como se produce – Extracción de CBD

Actualmente las técnicas de extrapolación de los principios activos de las plantas son dos: extracción en caliente con hidrocarburos o extracción con CO2 supercrítico.

La extracción con hidrocarburos a bajo peso molecular se realiza yendo a añadir a la masa vegetal macerada cuantitativos variables de etanol, hexano y heptano (o parecidos) a temperaturas relativamente altas que van a modificar y alterar los principios activos de las plantas. El lado bueno de esta tipología de extracción es que la cantidad de producto extraído es mayor pero el inconveniente es que la calidad de extractos obtenidos resulta ser medio-baja, dado que, las altas temperaturas de trabajo empeoran la eficacia de la moléculas vegetales y además, si los procesos depurativos y de filtración no son eficaces, es posible encontrar contaminaciones de hidrocarburos en los productos terminados.

La extracción con CO2 supercrítico por lo tanto trabaja a bajas temperaturas y con otras presiones (autoclaves con control electrónico) obteniendo extractos cuantitativamente menores respecto al anterior pero de una calidad extremamente más alta, rendiendo los productos terminados mucho más eficaces dado que la carboxilación (es decir la suministración de dióxido de carbono a altas presiones) optimiza la disponibilidad mediante moléculas activas: CBD, terpenoides, ácidos insaturados, alcaloides.

Funciones y para qué sirve

Para hacerse una idea bastante general de los usos del CBD se puede decir que actúa como:

  • Antiinflamatorio (general; además es eficaz para tratar patologías autoinmunes)
  • Anti náusea (utilizado para limitar los efectos colaterales de la quimioterapia)
  • Analgésico (Aliviar el dolor, general)
  • Anticonvulsivante (disminuye los ataque epilépticos)
  • Reduce los síntomas ansiógenos (actúa como ansiolítico)
  • Antipsicótico (reduce los síntomas alucinatorios de la esquizofrenia)
  • Reduce los daños causados por el diabetes y su incidencia
  • Neuro protector (general)

Suscitan además mucho interés las capacidades antitumorales de esta importante molécula, cuyos estudios son todavía preclínicos. Estos estudios han empezado a ver que las moléculas de CBD atacan las moléculas cancerígenas (y solo aquellas) atacándolas en varios niveles: impiden la creación de nuevos vasos sanguinos en el tumor (función anti angiogénicas), impiden la creación y la migración de nuevas células (función anti miogénica, anti proliferativa y anti metastática) y promueven el apoptosis, es decir, parecen inducir en la moléculas cancerígenas la muerte, o sea, una especie de ‘’suicidio pre programado’’ con la acción del CBD.

De este pequeño esquema se pueden intuir todas las posibles potencialidades auxiliares de las terapias actuales y los nuevos usos en ámbitos todavía inexplorados tanto a nivel de patologías reales cuanto a nivel de aplicación dermatológico – cosmética.

A este respecto, según algunos estudios bastantes recientes, el aceite de CBD tendría significativas propriedades cosméticas, para curar el cuerpo, la piel y el pelo: gracias a su efecto antiinflamatorio el aceite de CBD ayudaría a bajar la producción de sebo de la piel ayudando a disminuir los efectos del acné, además siendo rico de antioxidantes tendría un importante efecto antiage sobre la piel, ayudando a contrastar los efectos del envejecimiento. Todas estas características hidratantes y dermoprotectoras lo llevarían a ser un producto electivo para problemas de piel seca, eczema y psoriasis.

¿Tiene efectos secundarios el aceite CBD?

En el caso del aceite de CDB, las reacciones adversas son mínimas y de naturaleza transitoria. El efecto más común es una ligera somnolencia.

Esa ausencia de efectos secundarios, junto con la efectividad en la lucha contra el dolor, están convirtiendo al aceite de CBD en un tratamiento alternativo muy valorado. Incluso el Comité de Expertos en Farmacodependencia de la OMS (Organización Mundial de la Salud) tiene una opinión favorable acerca de este producto. En uno de sus investigaciones cientificas, afirma que el cannabis medicinal no presenta peligros para la salud ni tiene componentes adictivos.

Dosis – ¿Cómo se consume?

Uno de los parámetros más importantes que hay que valuar es la concentración de principio activo (en nuestro caso CBD) presente en el producto elegido.
Esta concentración suele estar exprimida en porcentaje (%) sobre el volumen total de la dimensión de la confección elegida (normalmente el aceite se vende en botellitas de vidrio con capacidad de 10 mililitros, ml).

Por ejemplo se pueden considerar los productos Pharmahemp, subdivididos en oil Premium Black (el % de THC presente es inferior al 0,05 %) y normales (CBD Drops, el THC presente es inferior al 0,2%), ambos seleccionados en base al aceite de relleno (aceite de oliva o aceite de semillas de cáñamo):

Contenido de CBD por cada gota

En general el aceite queda la tipología de producto a base de CBD favorita del cliente y la relativa asunción queda aquella sublingual (se depositan las gotas de aceite debajo de la lengua, se reposiciona la lengua y se esperan 2-3 minutos hasta la completa absorción del producto).

Así haciendo el CBD absorbe directamente el flujo sanguíneo desde el tejido sublingual, sin que pase por el hígado, dando sus efectos benéficos en tiempos muy reducidos, entre los 5 y los 20 minutos desde la asunción.

Cuando los procesos de producción del CBD son profesionales y las técnicas de extracción son de vanguardia en términos de calidad y cantidad, el utilizo del aceite de CBD garantiza dosis precisas, fiables y constantes.

Puede parecer simple, pero, lo mejor para conseguir la dosis correcta de CBD para las proprias necesidades es la paciencia: se debería empezar con una baja dosis (sobre los 5 mg en una única solución) para focalizarse en las respuestas fisiológicas del proprio cuerpo y eso implica entender si el eventual dolor (o nausea, o inflamación) está disminuyendo y en consecuencia moverse para aumentar progresivamente en los días siguientes la asunción a 10 mg, manteniéndola por algunos días, verificando en contemporánea los efectos en el proprio cuerpo, tomando nota de las respuestas por parte del organismo.

Naturalmente las personas ya acostumbradas al uso del cannabis o CBD, o moléculas parecidas (CBG) podrán, sin ningunos particulares problemas, empezar con dosis relativamente más altas.

Por ejemplo (nos acordamos que el CBD no puede sustituir una terapia medica oficial, puede ser utilizado solo como un sistema de suporte y de ayuda a terapias oficiales) podemos ver la cantidad media (que tiene que ser en absoluto valuada caso por caso por un médico que conozca la situación particular) de CBD que hay que tomar en base a las diferentes patologías:

Cantidad de CBD por patologàia

¿Cómo elegir y comprar aceite de CBD?

Antes debes valorar al comprar CBD es para qué quieres usarlo. Si piensas tomarlo como un suplemento de salud, no necesitarás el mismo aceite que alguien tratando de aliviar el dolor crónico o la inflamación.

El siguiente factor a considerar es la forma en que se producen los diferentes aceites. 

Los productos de PharmaHemp son obtenidos mediante una extracción de CO2 supercrítico usando cáñamo industrial orgánico no GMO, que posee todo el espectro de terpenos y cannabinoides del cannabis.

Cerrar menú
0
×